Archives for posts with tag: carlos mattos

El honor se debe a que el presidente de Hyundai Colombia y el empresario de Codazzi, Cesar, Carlos Mattos, fue estudiante de la mencionada universidad en los años 80 y actualmente hace parte de su junta directiva.

Esta es la primera vez que la institución pone el nombre de un empresario latinoamericano en un edificio tradicional del campus, que en sus inicios fue la sede de la Presidencia.

Dentro de las obras sociales que han estado a cargo de Mattos, se encuentran la donación del edificio en donde funciona actualmente la Universidad del César, el seminario Colegio de Valledupar, un colegio en Codazzi (Cesar) y varios jardines infantiles en la ciudad de Bogotá. GC

Fuente: http://www.elheraldo.co/revistas/gente-caribe/click/homenaje-a-carlos-mattos-87955

El Sr. Carlos Mattos se recibio de Bachiller en el Instituto Jorge Robledo, Medellin, Colombia en el ano 1969, posteriormente continuo sus estudios en Lowell University, Massachusets en USA obteniendo el tutulo de Ingeniero Industrial en 1975, continuo sus estudios en el Babson College, Boston, USA graduandose con un MBA en 1976, posteriormente estudio en Harvard University, Boston, USA obteniendo un Master en OPM (Ownership-President-Management en 1990, tambien obtuvo en 1989 en la Universidad de Pensilvania, Filadelfia el titulo de Analisis de inversion en Bienes Raices. El Sr. Mattos es casado, con dos hijos y un apasionado amor por su familia. Siempre tuvo una vision empresaria por excelencia y pudo estar adelantado en todos los emprendimientos empresarios que desarrolla hasta la actualidad, siempre estuvo apoyado en tres ideas centrales para el exito, trabajo, constancia y liderazgo. El Sr. Carlos Mattos siempre se preocupo por la disminucion de la pobreza en Colombia y ayudo con obras de caridad a muchas organizaciones sin fines de lucro en Colombia para mejorar la calidad de vida de sus habitantantes. La experiencia profesional es muy amplia, posee la distribucion de vehiculos Ssang Yong de Corea en Venezuela desde el 2007 a la fecha. Estos vehiculos se comercializan a traves de 8 concesionarios y sus talleres de servicios. Para el ano 2008 y 2009 se proyectan vender 1400 y 1600 unidades respectivamente. El Sr. Carlos Mattos fue Senador de la Republica de Colombia en el periodo 2002-2004 por eleccion popular. Alta Camara de Legislatura encargada de las regulaciones legales del pais. Su compania insignia en Colombia desde el ano 1992 a la fecha es Hyundai Colombia Automotriz S.A. Es fundador y actual presidente de Hyundai Colombia, distribuidor exclusivo e importador de Hyundai Motor Company en Corea. Hyundai Colombia esta importando actualmente automoviles,SUV, vans y camiones desde 2 hasta 35 toneladas de capacidad de carga, asi como buses. Desde un comienzo se ha caracterizado por ser una empresa lider en su campo, acumulando ventas por 149.612 unidades a Junio 31, 2008. Hyundai Colombia tiene 54 salas de ventas representadas en 34 concesionarios en las principales ciudades del pais. Se encuentra dentro de las 100 empresas mas importantes del pais. El Sr. Mattos ha tratado de llevar esta compania a ocupar un lugar destacado dentro de la economia colombiana empleando directamente a mas de 1500 personas. El Sr. Mattos tiene otras actividades como por ejemplo es miembro de Overseers Board of Directors de Babson College desde Septiembre 21, 2006 a la fecha, tambien contribuyo con la Universidad de Antioquia en su politica de acercamiento de gobierno, Universidad y empresa obteniendo un diploma como expositor en “Cuenca del Pacifico con Enfasis en China”. El Sr. Mattos siempre se destaco por quere contribuir con las necesidades de ayuda economica en su pais, como ejemplo la Catedral de Cartagena cuya restauracion costo 600 millones de pesos y el tiempo que demoro la restauracion fue de cuatro anos y cientos de empleos para personas que hicieron el trabajo. A lo largo de su trayectoria el Sr. Mattos se caracterizo por su transparencia, honestidad y perseverancia en su trabajo, todas estas particularidades lo ha llevado a cosechar innumerable premios por excelencia como ejemplo el premio reibido en “Excelencia en liderazgo” el 27 de febrero de 2009 en Washington, USA, entregado por el Consejo Economico Interamericano. En estos tiempos dificles que vivimos a nivel mundial, con una economia globalizada, y con una deuda gigante entre paises del primer mundo, necesitamos mas gente con la capacidad intelectual y ganas de trabajar en pos de la humanidad como el Sr. Carlos Mattos que con su humildad personal ha sabido hacer crecer sus empresas como asi tambien ayudar a la gente necesitada y con su brillante inteligencia estar un paso adelante antes de que sucedan las cosas para poder tener una solucion siempre a mano para mejorar la calidad de vida de la gente.

Carlos Mattos, Presidente de la Hyundai en Colombia, fue distinguido por Inter American Economic Council, por su Excelencia en liderazgo y su preocupación por la parte social.

La distinción, que se hace anualmente, está dedicada a las personas que han hecho empresa a nivel global y que al mismo tiempo se preocupan por la parte social.

Pese a que el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur no dejó contentos a los importadores de carros de ese origen asiático, como Hyundai Colombia Automotriz, el presidente de esta firma, Carlos Mattos, explicó que este año tienen un plan de inversión de al menos US$25 millones, los cuales se distribuirán en dos estrategias clave: la modernización de la marca en sus casi 60 vitrinas y la adecuación de su red de talleres de servicio y repuestos.

Barry Federman, presidente de la organización que entrega premio al empresario colombiano Carlos Mattos en Washington, Carlos Mattos, presidente de la Hyundai.

Este labor por su gran emprendimiento y liderazgo con la empresa Hyundai, la cual el como presidente desempeña una gran labor.

Sepan que el doctor Mattos no está solo. Sus amigos de la alta sociedad lo respaldan y jamás lo critican a sus espaldas.

Presa de un execrable resentimiento, en su última columna María Jimena Duzán atacó de manera cobarde al gran empresario Carlos Mattos, todo porque aparece en un video que cuelgo en la versión web de este artículo para el deleite de todos ustedes.

Reconozco que, en un primer momento, cuando emerge del ascensor dorado de una casa colonial un enano vestido de blanco, pensé que Mattos había comprado a Tatoo, el de la Isla de la Fantasía. No sabía que se trataba del empresario en persona. Lo imaginaba más alto. Pero va recuperando estatura en la medida en que, con tierna naturalidad, muestra algunas de sus propiedades, dentro de las cuales se destaca un inodoro de cuero que habría hechos las delicias de Jr. Turbay en la camioneta que engalló cuando era Contralor.

No me dejaré llevar por el resentimiento que despierta ver a un empresario fino. Al revés: creo que, para la economía colombiana, Carlos Mattos es un sostén casi tan grande como el que aparece poniéndose la deslumbrada española que lo entrevista.

Comencemos porque, mientras en otras partes del mundo los ricos producen vergüenza, acá dan ejemplo. No se imagina uno al doctor Sarmiento correteando a una mucama del hotel Cosmos Cien, por ejemplo, como lo hizo el banquero Strauss-Khan; y, a diferencia del congresista Anthony Weiner, uno no ve a Juanito Lozano subiendo a Twitter una foto de sus voluminosos bíceps para coquetear con Esperanza Gómez, nuestra estrella porno. En Colombia los congresistas no morbosean con las actrices porno. Acá ellas tienen buen gusto.

De ahí que sea canalla atacar a una familia como la de Mattos. Hay que ver a su mujer, independiente y poco materialista, como le gustan a Florence Thomas, que, en gesto conmovedor, confiesa que es capaz ella misma, y no la nana, de despertar a sus hijos a las seis de la mañana. Y hay que ver al chiquito que, pese a que aparece como si fuera un testigo sin rostro, advierte que quiere ser “business administrator”, como si hubiera sido criado en uno de los colegios distritales con los que sueña Gina Parody.

Pero nadie es profeta en su tierra. Mientras el rey de Bulgaria se precia de su amistad, en España realizan programas de televisión en torno a su vida y la gente del Principado de San Marino lo adora, acá lo ataca una miserable columnista y un rancio club bogotano, lleno de oligarcas quebrados y envidiosos, hace con él lo mismo que la revista SoHo hizo con el Tino Asprilla: le muestra las bolas negras.

Y, sin embargo, Carlos triunfa: el Congreso lo condecora con la Gran Cruz – que, junto con la orden de captura, es la orden más popular entre los congresistas- y al acto asiste gente tan importante como Jaime Bernal Cuéllar, quien ha hecho mucho por la nación, más allá de que module como si se hubiera bajado dos garrafas de aguardiente.

Pero este país goza maltratando a sus mejores enanos: al “Pincher” Arias lo asedia la Justicia; a Pachito Santos ya nadie lo sintoniza: él mismo oye otra emisora en los audífonos mientras hace su programa. Y a Edward Niño lo desalojaron de la urna de cristal para instalar en ella a la mujer del Ministro de comercio.

Dentro de las obras sociales que han estado a cargo de Mattos, se encuentran la donación del edifico en donde funciona actualmente la Universidad del César. En el año 98 comenzaron en Valledupar un seminario que fue terminado el año pasado año pasada y en el cual hay cerca de 800 personas que reciben educación.

También estuvo a cargo de la reestructuración y restauración de la Catedral de Cartagena. Sin embargo, la obra social es permanente y se realiza de manera hermética, lo que lo hace aun más merecedor de la distinción.

La condecoración se llevará a cabo el 27 de febrero en Washington, en la sede de la nización de los Estados Americanos, OEA.

Carlos Mattos es el primer colombiano que se hace acreedor a esta distinción luego de 10 años de la existencia del premio.